jueves, 5 de mayo de 2011

Marcha contra los proyectos invasores (extraído de http://getxokoauzokideok.wordpress.com)


Desde Plentzia hasta Muskiz, pasando por Getxo, un clamor vecinal recorre por el litoral, desde las estradas, por calles y avenidas, contra los proyectos destructores que amenazan nuestros pueblos. La lanza oscura la representan el Plan Territorial Parcial del Bilbao metropolitano, la macrodepuradora en Lamiako, la planta de Coke en Muskiz… Entre el 2 y 3 de Abril varios centenares de vecinas y vecinos han recorrido en marcha reivincando la necesidad de preservar nuestros pueblos. Auzokideok estuvo entre los colectivos participantes reunidos en la plataforma Bizkaia Benetan Maite, pues el PTP amenaza con agotar el suelo en Andra Mari; el caballo de troya de tal proyecto – el ayuntamiento sondea al pueblo con 4.000 viviendas – es la estación de ibar-bengoa cuyo coste asciende a 50 millones de euros y que sólo tiene sentido con 4.000 viviendas nuevas , o más – como planeaba el anterior equipo de gobierno municipal -. que otorgarían a Getxo la ansiada cifra de 100.000 habitantes.
Entre los proyectos destructores se han de contar aquellos faraónicos que suponen una sangría para el pueblo, como es el gigantesco Getxo Antzokia. La marcha se detuvo en las galerías de Punta Begoña, donde tanto gobierno municipal como oposición, frente a diversos colectivos vecinales, pretenden perpretar un hotel de lujo en un espacio que es del pueblo de Getxo.
El desarrollo sin más control que el consabido descontrol ha convertido a Leioa – y a Lamiako en particular – en el pueblo que va a recoger los residuos fecales de 11 municipios. Su macrodepradora estelar es el modelo tremebundo. Frente al manido eslógan de la Diputación vizcaína, quienes de verdad quieren a Bizkaia dicen: alto a los proyectos destructores.
         La marcha del día 2 que partió de Plentzia, paró en    Getxo, donde en el polideportivo de Andra Mari, la asociación de vecinos de Andra Mari organizó una herri bazkaria que ni el Bulli, ni Argiñano – no cinco tenedores, ciento treinta -. Como camino se hace al andar, voz a voz y paso a paso, caminamos pueblo a pueblo, en defensa de una Bizkaia nuestra, vivible – es decir, con vida, entendiendo que vida es preservar la vida, el modo de vivir que nos precede y de la que somos testigos -. Seguimos en el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada